Dura advertencia de prestadores de salud a los afiliados de la obra social del Insssep

Los servicios de médicos e instituciones de la salud privada a afiliados del Insssep, la obra social de los agentes estatales, están bajo riesgo de ser suspendidos. Al menos es lo que sugiere un escueto pero duro comunicado de los prestadores, que hablan de la posibilidad de un «colapso» por pagos atrasados.

«Ante la grave situación generada por la falta de pago de la obra social Insssep al sistema de salud privado, nos vemos obligados a comunicar a la población el riesgo de colapso, poniendo en cesación de pagos a nuestras empresas y profesionales con nuestros proveedores y trabajadores de salud, con la grave consecuencia que esto implica en la atención de los afiliados del Insssep», dice un pronunciamiento que firman Federación Médica del Chaco, Asociación de Clínicas y Sanatorios, Colegio Médico Gremial del Chaco y Asociación Chaqueña de Anestesiología.

La advertencia no es la primera de los últimos meses, ya que semanas atrás el Foro de Prestadores había planteado la posibilidad de suspender la atención de afiliados de la obra social por la desactualización de aranceles y el atraso en los pagos por los servicios prestados, mora que se hace más gravosa en el actual contexto de elevada inflación mensual.

TAMBIÉN BIOQUÍMICOS

En paralelo, el Colegio de Bioquímicos del Chaco publicó una solicitada hoy en la edición de papel de NORTE, planteando un cuadro similar, por «la falta de pago en término de la obra social provincial Insssep conforme obligaciones asumidas y exigibles por servicios prestados a pacientes de nuestro sistema de salud».

La entidad manifiesta «su preocupación por el estado crítico en que actualmente se encuentra la prestación del esencial servicio de salud en la provincia, tanto en el sector público como también y especialmente en el sector privado.»

«El sistema de salud lleva tiempo funcionando al límite de las tensiones económicas que es capaz de soportar en el contexto macroeconómico que padece el país, absorviendo el daño que el proceso inflacionario ocasiona (expresado no sólo en sueldos de personal en relación de dependencia sino muy puntualmente en insumos críticos relacionados con la debida atención de la salud de los pacientes: v.gr. medicamentos, pràcticas y determinaciones complejas, reactivos, etcétera)», detalla la declaración.

Los bioquímicos plantean que ese daño «se ve magnificado no sólo por los pagos a término con 60 o más días de atraso, a valores desactualizados y ruines por la depreciación de la moneda».

A ello suman que ahora «Insssep pretende, a pocos días de finalizar la gestión del actual gobernador, abonar parcialmente las deudas que mantiene con los distintos profesionales que conforman el equipo de salud conforme Ley Nacional del Arte de Curar y disposiciones vigentes expresadas por la Organización  Mundial de la Salud (en el caso de nuestra Instituciòn, Bioquìmicos)».

«Si bien desde el punto de vista legal el acreedor no está obligado a recibir pagos parciales renunciando a reclamar intereses y la reparación de los perjuicios que esta conducta administrativa irregular ocasiona, el motivo de esta comunicación es hacer saber a las autoridades salientes pero aún en ejercicio del Gobierno y responsables por lo tanto de las decisiones que se toman (algunos de los cuales seguirán siendo funcionarios ahora en otros poderes del Estado, como el Legislativo), así como a las autoridades entrantes, que no se trata de subsidios, ni dinero no reintegrable ni ninguno de los conceptos que públicamente se anuncian constantemente, sino de los haberes de los y las profesionales que prestan servicios de salud en nuestra provincia atendiendo efectiva y realmente pacientes», agrega la solicitada.

AMPLIOS PERJUICIOS

El Colegio de Bioquímicos marca que «del cumplimiento regular de las obligaciones depende no sólo el trabajo de incontables familias sino también de numerosos profesionales a toda escala. Estamos hablando de salarios impagos por servicios efectivamente prestados, consumidos, lo que resulta particularmente preocupante por tratarse de decisiones (incumplir las obligaciones, como pareciera ser la decisión de la obra social provincial) que tendrán un efecto directo sobre todo el sistema de salud provincial dejando en estado de indefensión al sujeto más importante de este servicio que prestamos: el paciente».

«Dadas las enormes dificultades que como trabajadores (profesionales, sí, pero trabajadores al fin) atravesamos desde hace tiempo poniendo siempre el mayor esfuerzo para lograr la continuidad del sistema en su mejor funcionamiento posible, no sólo en las relaciones inter institucionales, sino además con indeclinable vocación de diálogo con las autoridades, manifestamos públicamente y ponemos en conocimiento de los y las pacientes del sistema de salud provincial la delicada situación de incumplimiento y que de ser este el tenor del derrotero a seguir por las autoridades no sólo salientes sino también entrantes, se comprometerá seriamente la prestación de un servicio esencial como lo es la salud», alerta la declaración. 

Fuente: Norte